Las mejores playas de Menorca para ir con niños
febrero 2, 2019
Los Hermanos Carreras Torrent pregoneros de las fiestas
febrero 8, 2019
Mostrar todo

Excursiones indispensables para conocer Menorca de verdad

Monte Toro

¿Qué esperabais encontrar en Menorca cuando decidiste venir de vacaciones?

Esta increíble isla mediterránea, en sus casi 700km2 de extensión, esconde muchos más secretos de los que podéis imaginar. Lugares que no os dejarán indiferentes y que harán que recordéis vuestra estancia con una gran sonrisa en la boca.

Faro de Punta Nati

Desde Binissuès, os recomendamos que no os vayáis de Menorca sin visitar:

1. Ciutadella de Menorca: es la ciudad más occidental de Menorca, y rezuma historia, cultura y tradición por todos los rincones. Su casco antiguo es una pequeña ciudad fortificada, de cuyas murallas aún quedan restos. Pasear por sus agradables calles, no os dejará indiferentes: la Plaza del Born, la catedral (siglo XIV), múltiples iglesias y palacios, el puerto, el castillo de Sant Nicolau…

2. Punta Nati: situado en Ciutadella de Menorca, posee un hermoso faro construido en 1912 y varias estructuras de defensa. Pero lo que más os llamará la atención es el paisaje árido que lo rodea, totalmente rodeado de piedras, debido al efecto del viento. Es un lugar ideal para ver atardecer y observar las estrellas.

3. Binissuès: en Ferreries, os permitirá viajar al pasado para conocer cómo era la vida rural menorquina hace más de 100 años: dónde vivían, cómo trabajaban, cómo se hacía el queso tradicionalmente… en su divertido espectáculo. Además, la visita se completa con la casa señorial y payesa, convertidas en museo, la colección etnológica de herramientas antiguas del campo y el Museo de Ciencias Naturales de Menorca. Una experiencia para disfrutar con toda la familia.

 

Vista de Monte Toro

4. Monte Toro: situado en Es Mercadal, es el punto más alto de Menorca (358m) desde donde podréis ver todo el contorno de la isla, y encontrareis mar miréis para donde miréis. Además de las impresionantes vistas, su cumbre acoge el santuario de la Mare de Déu del Toro (siglo XVII), un importante centro de peregrinación para los menorquines.

5. Torralba d’en Salort: es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Menorca, por las dimensiones (casi 5m) y la buena conservación de su taula. Situado en Alaior, fue habitado entre el 1700 a.C. y la época romana. Además de la visita libre, ofrece una visita teatralizada al aire libre, en la que divertidos personajes de la época os explicarán la historia del recinto. Muy recomendable para revivir la época prehistórica con niños.

Cales Fons

6. Mahón: es la capital de Menorca. Mundialmente conocida por su gran puerto natural, uno de los más extensos del mundo y posiblemente uno de los más bellos y codiciados por las diferentes culturas que han pasado por el mediterráneo a lo largo de los siglos. Una ciudad de estilo colonial (siglo XVIII) con importantes edificios. Os recomendamos pasear por la parte antigua de la ciudad y visitar la Iglesia de Santa María, el Claustro del Carmen, el Mercado del Pescado y el Museo de Menorca.

7. La Fortaleza de la Reina Isabel II «La Mola»: está ubicada en una península con mucha historia, por su posición estratégica en la defensa de la entrada del puerto de Mahón. Es una de las mayores construcciones militares de la época, que empezó a contruirse en 1850, pero nunca ha sido utilizada para la defensa de la isla. La visita os permitirá viajar al pasado y sentiros como verdaderos soldados por un día. Sus cañones, el hornabeque, su enorme foso lleno de trampas… una visita llena de sorpresas.

8. Cales Fons: es un puerto pesquero reconvertido en zona de ocio que está situado en Es Castell, al este de Menorca, junto a la bocana del puerto de Mahón. En él encontraréis la puerta de Eos, por la que podréis ver el primer rayo de sol de España si os animáis a ir al amanecer, y desde su bahía se ven las edificaciones del Lazareto (instalación sanitaria para el tratamiento de enfermedades infecciosas durante la historia: lepra, tuberculosis…), la isla de cuarentena (islote situado en interior del puerto, que alojó el primer lazareto de Menorca durante la dominación inglesa) y la Fortaleza de la Mola.

Todas estas recomendaciones son referentes a lugares a los que es fácil acceder en coche y con niños de todas las edades. Sin embargo, Menorca posee una gran cantidad de tesoros escondidos y lugares que ni te imaginas con un acceso un poco más difícil.

¿Os animáis a visitarlos y compartirlos con nosotros y nuestros seguidores en nuestras redes sociales?

#descubriendoMenorca @Binissues